PATERNIDAD, así, con mayúsculas.

En esta primera entrada un poco más seria y extensa, queria exponer un resumen de lo que yo creo que es la paternidad o por lo menos como yo lo he vivido en estos 31 meses (en el momento de escribir, ¡que el tiempo pasa inexorable!).

Siempre digo a quien está esperando su primer hijo, que está muy bien que hagan planes, está muy bien que lo tengan todo controlado, y por supuesto está muy bien que tengan previsto como a va a ser y que va pasar… pero que no se hagan falsas esperanzas…nada va a ser como lo tienen planeado. Pero ¡tranquilos! No teneis que asustaros 🙂

giphy

Con esto quiero decir que no va a ser ni mejor ni peor…simplemente que entiendo que hasta que no tienes al bebé en tus brazos, hasta que no es parte de tu vida diaria, no puedes hacerte una idea de lo que cambia tu vida, por muchos planes o cosas en excel que hayas apuntado.

Seguramente te encuentres muy cansado, seguramente incluso te puedas encontrar de mal humor algunos días, queda lejos ya lo que pensabas, que seguramente sería llegar a casa con tu pequen@ y tener una rutina establecida, tener de antemano las ideas de lo que vas a hacer, salir a cenar con tu pareja, ir de excursiones cada fin de semana…que se desperataría alguna vez, pero que no afectaría a tu sueño. Pues no, esa visión preestablecida es falsa 🙂

Dejarás de dormir, dejarás de tener una vida como la tenías, dejarás atrás las salidas, quizás algunos lujos, los partidos del fin de semana, o jugar con la consola (sobre gustos, jejeje). No verás la hora en que puedas dormir unas cuantas horas seguidas.

giphy

Tengo que decir que es una experiencia intensa, que saca lo mejor y peor de ti, hay momentos de felicidad extrema, sólo con una mirada, sólo con ponerte a su lado a ver como duerme… junto con otros de agobio máximo, al no poder dar más, al pensar que al agotamiento (quizás más mental que físico) puede contigo, pero… atención ¡no son todas malas noticias!

giphy

Te cambia la vida sí… ¡pero a mejor! Desde mi punto de vista personal, es una experiencia no superada por otras, el saber que el ser que estas viendo dormir es tu hij@, que al mirarlo te puedes ver reflejado, que la persona que sea el día de mañana dependerá de ti, de como lo cuides y lo trates, es una sensación única de felicidad y orgullo ver cada pequeño gesto que logra. No voy a mentir y decir que no se echan de menos las cenas, o mantener otro tipo de ritmo de vida… pero una cosa no quita la otra, evidentemente, tener un hijo no esta pensando para que te “compense” la vida anterior, sino para meterte de lleno en otra vida.

giphy

Lo he escrito desde mi punto de vista personal, pero está claro, que me refiero a paternidad y maternidad y que en mi caso, mi pobre mujer lo ha pasado peor y se lo ha tenido que currar mucho (Te quiero, ya que estás leyendo esto, jejeje) y hacer muchos más esfuerzos mientras yo estoy trabajando, supongo que lamentablemente hasta que podamos conciliar igualitariamente (y aun quedan años o siglos para eso…), las mujeres tienen que hacer un esfuerzo superior en esta sociedad.

PD: por si no queda claro, no quiero decir que sea un tipo de vida mejor o superior a los que no tienen hijos, simplemente es diferente y cada uno vive su vida como quiere y puede.

PD2: los detalles concretos, otras aventuras y curiosidades, en próximas entradas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *