Una niña de alta demanda

En esta entrada quería compartir algo que ya había indicado en otros post, y es sobre la crianza de una niña de alta demanda. Ante todo quiero decir que estoy totalmente en contra de etiquetas, o definir a un niño  sin más como”alta demanda”, igual que si fuera “listo”, “tonto” o cualquier otro adjetivo, ya que la vida esta llena de matices, de variables, y de cuestiones subjetivas, que puede hacer que para alguien sea sólo un niño muy intenso, o para otros el niño más “cargante” (con amor lo digo) del mundo. Si uso la palabra es para que se puede entender el concepto de lo que quiero decir e intentar ayudar a otros con dicho concepto, pero como digo, cada niño es como es, cuantas menos etiquietas arrastren desde bebés mucho mejor. Ante todo creo que hay que querer a los hijos y cada uno es totalmente diferente a otro, sólo cuento nuestra experiencia sin ánimo de nada más que intentar ayudar si alguien está en una situación parecida y algo estresad@ :).

cropped-cropped-img_20160315_2153131.jpg

Nosotros ya notamos que algo pasaba diferente cuando E. nació, ya que todo el mundo nos decía que un bebé recien nacido dormía casi todo el día, comía, y poco más… pero con ella no fue así.

Estaba despierta mucho más que dormida, desde que nació podia aguantar la cabeza y miraba con ojos de una forma profunda… podeís pensar… ¿que bonito, no?. Pues no… ya que a la inexperiencia de padres primerizos se junta el estress de una niña que no duerme, que no se puede poner en una cuna (creo que la estrenamos dos veces y lo tuvimos que dejar de lado) ya que justo cuando nota que los brazos que la sostienen se separan de ella empieza a llorar con un volumen que ni Adele en su mejor concierto, y que la unica forma que puede dormir algo es pasearse por la casa, cantándo y en brazos. Puede sonar exagerado, o que penseís que en sí eso es lo que hacen todos los bebés… pero no, nuestra reciente hija nos demuestra que eso no es lo normal, y por todos los bebés que veiamos en nuestro entorno, tampoco.

Por las noches dormia una hora o dos, y luego demandaba pecho, pero por el día la situación no era mucho mejor, y todo aderezado de lloros varios, por lo que la situación de estress que pasábamos era bastante alta, primero para saber si lo estábamos haciendo bien, y luego para ver si a ella le pasara algo, estuviera enferma o algo parecido.

Pasaron los meses, y la situación era similar, aparte de lo que costaba darle comida cuando tocaba, o cuestiones básicas como salir a pasear en un carrito, que era totalmente imposible… igual que ponerla en la cuna, era ponerla en el carrito (con lo que valen! jeje) y empezar a llorar.

Los viajes en coche eran similares, se podía quedar dormida, pero otros muchos ratos estaba llorando, y teníamos que parar de una forma rápida para que fuera a brazos de su madre porque los decibelios nos iban a hacer romper los tímpanos. Exclusviamente le valia estar con su madre (había días concretos que conmigo o con su yaya, pero la norma general era siempre estar a menos de 1 metro de su madre… con lo que eso puede llegar a agobiar por mucho que quieras a muerte a tu hijo).

Ante estas situaciones…  ¿Que hacer?. Ahora es donde vienen mis consejos (y que conste que no soy de dar consejos, que cada uno es libre de hacer lo que quiera en la paternidad y la crianza, pero si le sirve de ayuda a alguien… pues yo lo digo).

  • Intenta aguantar estos meses, tener paciencia con el bebé / niño, sobretodo mentalmente no hundirte, poder descansar los ratos que puedas, intentar apoyaros en la pareja (es fundamental!) en tu familia para que lo puedan cuidar a ratos o tener un minuto para ti.
  • Busca cierta información, no sobre como criar a niños, que no existe manual para eso, pero si sobre cosas concretas, o trucos para poder disfrutar de la etapa, por ejemplo, si no quiere carrito, quizás va encantado en un porteo. Busco y lee blogs, o información varia, yo puedo recomendar información muy extensa, jeje.
  • Fundamental: aceptar al bebé o niño tal y como es, aprender a quererlo, no darle vueltas a cosas innecesarias.
  • Vinculado con lo anterior: consejos coge sólo los que te interesen, no hagas caso a familiares o amigos que quieren decirte que tu hijo no es normal, o sobretodo que no lo estás haciendo bien, por que eso es lo que mentalmente puede fastidiar más y no tienen razón!!!

Por nuestra parte, los médicos en cada revisión nos dicen que está perfecta, ha tenido muy pocas enfermedades para ser una niña pequeña, y las revisiones sólo nos dicen que es una niña de altas capacidades, pero eso es otra cosa diferente.

Quiero repetir lo que he dicho anteriormente, lo de “alta demanda” es un concepto que abarca muchos rasgos: intensidad, gran demandante, etc, pero ni todos tienen que cumplirlos todos, ni todos lo hacen con el mismo grado, así que hay más o menos demandantes, en más o menos grados, por eso lo de no querer encasillar de una forma lapidaria, porque parece que no hay otra cosa que esa etiqueta, cuando un ser humano tiene gran cantidad de variables.

Han pasado casi 3 años, con los meses, sigue teniendo el mismo carácter pero… te mira con esos ojos que te arrebata, y te da igual todo, te da igual no dormir, te da igual la desesperación, te dan igual las ganas de llorar que puedas tener… a pesar de todo, vale mucho la pena, vale la pena la intensidad, vale la pena los abrazos y besos que te dan, vale la pena mirar atrás y recordar los lloros (suyos y nuestros), y verlo como el camino recorrido donde estamos ahora…sigue teniedo berrinches, sigue durmiendo no muy bien, pero ¿y qué? todo ha mejorado, pero sobretodo nosotros porque ella nos ha hecho mejores, no puedo imaginarme mi vida sin haber pasado esa etapa… así que quiero dar ánimos a todos los que lo estén pasando, porque esa etapa pasa, intentar aprender a disfrutar los pequeños momentos, a mirar a la cara a tu hijo, a sonreir e intentar ser feliz.

Cualquier pregunta, aquí estoy :).

Saludos a todos!

Papa Chus

6 opiniones en “Una niña de alta demanda”

  1. A mi el concepto de Alta Demanda me sigue rechinando. Lo que es la palabra en cuentión. No me gusta (y mira que he escrito sobre ello) pero no me acabo de acostumbrar. Es cierto que pienso igual que tú: Lejos de ser una etiqueta o patología o similar es una forma de “entendernos”. Se hace difícil cuando la intensidad es tan grande, estás cansada y desbordada. A mi me ha servido mucho cambiar el concepto de paciencia por el de empatía. Y aceptar. Aceptar que como bien dices cada niño es distinto y que todos tienen cosas realmente maravillosas de las que aprender, incluso cuando son muy bebés. Todo pasa 🙂

    1. Pues si, estoy de acuerdo… esto período más “intenso” pasa, y lo que queda es una niña o niño maravillo, cariñoso, que al final es lo que cuenta, y por lo que nos “metemos” en estos lios, jeje. Y por supuesto de acuerdo con lo de la palabra, yo estoy en contra de estigmatizar con un nombre a alguien, cuando son definiciones tan amplias y cada uno es diferente… pero como dices, sirve para entender sobre que estamos hablando. Saludos y gracias por escribir!

  2. Ah pues mira yo no sabia de esta palabra, pero supongo que ahí estoy tambien, siempre pensé que eramos de los pocos aunque tampoco me lo cuestiono demasiado….yo siempre he pensado que mi hijo es así porque yo tengo mucha paciencia (mis vecinos lo habrian mandao ya a tomar viento jajaja)

    Durante 4 meses dormía (o a veces no dormia nada) yo sentada en la cama, atrincherada por si acaso con mil almohadas y cojines de lactancia jajaja (que recuerdos, tenia que haber hecho fotos!!) mientras daba el pecho al peque.
    La cosa fue mejorando a partir de los 6 meses, ya dormia a mi lado pero no encima mio, y a los 2 años dormia 5h seguidas….ahora debe tener edad similar que tu peque, ha dormido alguna vez 10h (no nos lo podiamos creer!!) durante una semana todos los dias….ahora vuelve a no dormir muy seguido (creo que la culpa la tiene la OperaciónPañal) pero ya volverá a dormir bien SEGURO ^__^

    Como bien dices, no duermo mucho pero me da igual….todo compensa si tengo a mi lado al peque!!
    (ondia como me enrollo cuando tomo confianza PERDON PERDON)

    1. jejeje, no te preocupes! Me encanta tu comentario, porque precisamente los primeros meses nos pasó lo mismo… pensábamos que era lo normal y hablando mal, lo veiamos todo “muy chungo”, pero pasaron los meses y ahora, casi con 3 años (es de agosto, no sé de cuando es el tuyo), duerme, con algún despertar que otro… de 10 a 8 o 9, así que no está mal, aunque es verdad que ahora con la hermanita pequeña se despierta mucho más y nos ha dado alguna noche como las de antes, jeje.
      Ánimo!

      1. mi peque es de octubre, un poco más pequeñín entonces jejeje
        supongo que es normal que cuando les preocupa algo vuelvan a lo de antes, mucha paciencia jejeje (mi marido lo lleva peor, el no dormir, pero luego siempre dice que le compensa a pesar de todo!)

        me ha encantado tu post, creo que no lo dije antes, sentirse comprendido es genial ^__^

        1. Si, es verdad que pronto te acostumbras a lo bueno, y luego volver a no dormir fastidia! Pero sí que vale la pena 🙂
          Muchas gracias por tu comentario! Lo mejor de escribir algo es que haya alguien que le guste! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *