Celos entre hermanas, luces y sombras

Buenos días! Hoy es lunes, y quería comentar algo que creo que todo el mundo que tiene dos hijos o se ha planteado tenerlos, ha pensado y valorado… los celos. Detrás de tan poético título del post, quiero explicar nuestra experiencia en estos 40 días, y de la relación entre las dos hermanas hasta la fecha.

dav

Antes que naciera C., E. ya estaba emocionada, le habiamos explicado lo que era tener una hermanita y que podria jugar con ella cuando creciera. Eso sí, ella quería tener una “nena” no un bebé, porque claro, con el bebé no podía jugar, jeje :). Le hablaba a través de la barriga, le contaba cosas, y también le echaba la culpa de algunas otras, jeje, incluso permitía y le gustaba que su ropa pequeña fuera para C.

En cuanto nació, y en el mismo hospital lo primero que quiso fue cogerla, intentar hacer como mamá y papá y tenerla entre los brazos… creo que vió que era más parecido a una muñeca de las que tenía para jugar que una nena grande como ella misma.

Cuando estuvimos en casa igual, nos pedía cogerla, darle muchos besos, que le cogiera el dedito, y le hacia muchos mimitos, era todo como demasiado idílico… y efectivamente así fué.

Pasaron unos días, y cuando vió que no sólo era un juguete, si no que papá o mamá tenían que cogerla porque lloraba, o le decíamos que no podíamos jugar en ese momento porque teníamos que hacer algo relacionado con C. En esos momentos sus ojos y su mirada ya expresaban algo un pelín diferente… unos celos.

Entonces ya pasó a entonar alguna frase como… “dejala que llore y ven a jugar” o “no la cojas y cojeme a mí”. Evidentemente, no es que sea mala o quiera ver sufrir a su hermana… solamente es que está asumiendo que ha dejado de ser el único centro de atención, y ahora lo comparte, y eso es un proceso que todo niño con un hermano tiene que asumir, independientemente de la edad.

Si ve que le prestamos demasiada atención (para ella), se pone hacer alguna cosa para llamarnos la atención, si ve que le damos alguna cosa, ella quiere dársela o verlo primero, etc etc.

IMG-20160526-WA0003

Son pequeñas cosas del día a día, aunque es verdad que por ahora no ha tenido “grandes berrinches” por celos, y es más, sigue quierendo cogerla cuando puede, y este fin de semana la ha llenado de besitos… o sea, que puedo decir, creo que es totalmente normal el tener celos de este tipo, pero como todo, hay que intentar llevarlo con paciencia, diálogo (si se puede), y cariño para ambos, y que todo pasa, y que sobretodo, el sentimiento que está por encima de los celos, es mucho más grande, y en este caso, estoy seguro que dentro de unos años, por no decir meses, van a ser las mejores hermanas del mundo.

Saludos a todos!

Papá Chus

2 opiniones en “Celos entre hermanas, luces y sombras”

  1. Mis hijas se adoran pero la mayor le tiene celos a la menor por las mismas razones. Cuando se dio cuenta que no era una muñeca y que se quedaría en casa con nosotros empezaron las pataletas, el mal comportamiento y las peleas.
    Este viaje/aventura de ser padres todos los días trae un reto nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *