Vuelta al blog, actualizando un poco mi vida

Hacía tiempo que no actualizaba el blog… la verdad es que hemos tenido unos días bastante liados, con niñas que duermen, y he estado resfriado y con pocas ganas de escribir. Pero… como no todo dura para siempre, ¡aquí estoy de nuevo!. No pongáis esa cara, que sé que me echabais de menos 🙂

IMG_-hokluj

Como es un post de reentrada, quería dedicarlo a como veo a nuestras dos maravillosas hijas estos días. ¿Qué voy a decir? Estoy enamorado ya de 3 personas (dos de ellas personitas), son tan guapas que no sé a quién habrá salido… (bueno, más a su madre y menos a mí, eso es bueno!). Pero ojo no todo es bueno, ni la paternidad, como ya sabéis es un juego de niños y un camino de rosas…

Por ejemplo, la peque duerme relativamente bien, o sea, mucho mejor que su hermana a su edad (con ella, era rozar una cama o una cuna y ponerse a llorar… paseos de horas y horas para que se durmiera, etc), pero no quita que se despierte, que llore, que nos despierta y nos tenga en vela por la noche, lo cúal es normal es un bebé de dos meses. Pero lo peor es el efecto combo, o sea, la mayor estaba durmiendo bastante bien, se durmía en un rango entre 9.30 y 10 y poco y aguantaba hasta las 9 aproximadamente, y se depertaba pero sentía que había alguien más en la cama, tomaba un poco de leche y se volvía a dormir. Todo esto cambia radicalmente con dos. Nuestra idea era seguir todos juntos, y no va a cambiar, pero claro… si la pequeña llora, tiene hambre o no puede dormir… dos opciones: si tardamos más de dos minutos, despierta y desvela a la mayor, lo cual puede convertirse en una tragedia griega de proporciones épicas (ríete de 300!), y la otra, es que yo me la lleve a dormirla a otra habitación o nos tumbemos juntos en el sofá para que la estimada madre se quedé con la grande (al revés no funciona por dos cuestiones: estando con ella, la peque no para de querer comer… y la mayor en la cama quiere estar con los dos… o con ella… pero conmigo sólo si está muy dormida, jeje).

bty

Que quiero decir con lo anterior… pues que hay noches buenas, que se juntan los astros, y la peque duerme y la mayor también… otras donde la peque no duerme y la mayor sí y las peores donde no duerme ni el apuntador, jeje. Pero bueno, todo se va superando :).

Por otro lado veo los caracteres de ambas, me resulta tan curioso verlas, saber que tienen muchos puntos en común (tienen pinta que van a tener genio), y luego las diferencias, una más tranquila, la otra más movida, una pausada y otra inquieta… tengo ganas de verlas crecer y ver cómo se desarrollan, pero lo más importante (a pesar de los celos que ya explicaré), es que se quieren con locura, por ahora, la mayor se encarga de querer cogerla, abrazarla, darle besos, cuidarla… y la peque lo demuestra dejándose hacer, y sonriendo… esa sonrisa nos mata a todos.

Seguimos en contacto 🙂

Papa Chus

2 opiniones en “Vuelta al blog, actualizando un poco mi vida”

  1. Que bonita familia tienes! Disfruta mucho de ella. Imagino (aún no pasé por ello, aunque seguimos luchando por ser papás) que la falta de sueño y ese trastorno de horarios en función de las peques debe ser duro, pero como bien dices, la recompensa es mucho mayor. Solo puedo desearos que los astros se junten muchas noches seguidas y podáis descansar.

    Ah! acapara el tiempo todo lo que puedas, siempre escucho que crecen demasiado rápido 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *