Actualización: primeros días con dos hijas.

En este pequeño post quería explicar como sigue nuestra vida y como nos organizamos la logística en estos primeros días, siendo 4 en la familía.

87879

Lo fundamental: estamos todos bien, C. evoluciona bien de la ictericia que tenía, aunque la siguen revisando (aún tiene la cara algo amarillita), y de peso está estupenda, ganando 200 gramos en una semana.

Por lo tanto, eso ya es motivo de alegria y que suenen las trompetas de la felicidad en casa :).

Ahora bien, ¿y los demás detalles?. Pues por un lado, E. ha empezado a tener ciertos celos… muchas veces están genial, le da besitos y parece que se la quiera comer, y C. le responde con miraditas que parecen cómplices, pero otras veces, cuando alguien que no sea mi senerisima esposa, intenta coger al bebé en brazos, llora, y dice que “no no no”, y ante el amago de berrinche, lo tratamos con delicadeza. Otras veces, si mi mujer coge a C., ella se quiere tambien tumbar a su lado, sea donde sea, pero apoyada en ella, y por ejemplo se nota el cambio porque antes que naciera ella era un “nena grande” y ahora ya dice que es “una nena pequeñita”, que es el grado superior, pero no mucho al de “bebé” como llama a C.

El otro tema relevante… las noches… Yo empecé el martes para trabajar, pero más o menos hemos mantenido la rutina que ha ido funcionando. Esto es, acostar primero a la que primero se duerme, y cuando esté eso hecho, a la siguiente. Ahora bien, aquí ya depende si una se despierta por el camino, si la otra al cambiarle el pañal se desvela… y bueno, tenemos que contar con un margen de tiempo. Por las noches, al colechar, se hace más llevadero, y admito que la que tiene que “pringar” más es mi mujer, al tener que darle el pecho a la peque, y despertarse con bastante más asiduidad que yo.

Estos días, además ha surgido el tema del hipo y creemos que empieza con los cólicos, así que nada, revisar lo que hicimos hace 2 años con la anterior, y ha sobrellevarlo como mejor se pueda.

Como resumen, aún nos estamos adaptando a volver a tener una peque tan peque en casa, pero bueno, con la primera experiencia ya ganamos la idem, pero hay que volver a adaptarse. Eso sí, como se suele decir, cansados pero felices!.

Saludos a todos!

Papa Chus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *