Dolor y culpa

Lo que voy a contar pasó el jueves día 5, o sea dos días antes que naciera C. (o más bien día y medio porque nació a las 5.10 de la mañana y esto paso con la cena del jueves…).

i
i


Explico: estaba haciendo la cena, mi mujer embarazadisima estaba en el sofá tumbada. Había preparado una sopa con un caldo que teníamos en la nevera. Fui a decirle a mi mujer que la cena estaba hecha, luego puse los platos (normalmente cenamos en la mesa de la cocina) y empecé a servir la sopa para los 3. Cuando dejé la olla, enfrente mío y ahora lo recuerdo a cámara muy lenta, mi hija copio su plato de sopa para acercárselo diciendo como dice siempre “yo solita”…. Se resbalo algo de líquido, apenas unos centilitros, pero fue sobre un brazo y una pierna, recuerdo su lloro de dolor diciendo “quema” y como vino enseguida mi mujer y le lavamos el bracito, pero lo peor fue la pierna donde a pesar de llevar un pantalón de pijama se le hizo una pequeña quemadura.

Fui enseguida a la farmacia con una foto, y ya me dijeron que no hacia falta medico, que con una crema antibiótica y cicatrizante sería suficiente (ante mi alivio, ya sabéis como se pone E. con los médicos).

Desde entonces le vamos haciendo curas, con una gasa y esa cremita y cada vez que la cambiamos nos dice “con cuidadito” cuando pasamos cerca.

Ya está muchísimo mejor aunque aún llora desesperada cada vez que la curamos.

Con esto quería desahogarme un poco, ya sé que no fue culpa mía y que fue un accidente pero claro… pasó estando conmigo, estando bajo mi cuidado, y no puedo evitar recordar ese momento cada día, su cara y su grito y cada vez que la curamos lo vuelvo a recordar y duele. Es un fallo en mi responsabilidad y pienso todo lo que podría haber hecho para que no pasara, enfriar la sopa, alejar el plato…

Bueno, con esto, quizás porque ha sido la primera vez que le ha pasado algo así, y no estoy acostumbrado, quería hacer una minicatarsis, no echaros el rollo jeje.

Saludos a todos!

Papa Chus

4 opiniones en “Dolor y culpa”

  1. Que mal se pasa!! El Cucu se cortó cogiendo una lata de la basura y casi me muero del susto (no fue nada importante, pero los cortes en los dedos son muy escandalosos) y ahora cada día quiere coger más cosas y subirse allá donde puede, así que toca estar todo el día con mil ojos. Espero que le cure pronto. Un saludo!!

  2. Gracias! Pues si, como dices en los dedos son muy aparatosos! Toca vigilar pero ya se que siempre pueden pasar cosas… Quizás no estoy preparado aún para verla sufrir jeje. Saludos!

  3. A mi me ha pasado con los peques, a veces una relajación de segundos se convierte en algún pequeño accidente y uff! se te cae el mundo si se hacen “pupa”. El estado de alerta no se puede mantener el 100% del tiempo, es agotador y es inevitable tener algún contratiempo 🙁

    Nos duele más que a ellos y la culpa no se pasa hasta que no se les cura :S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *